miércoles, 18 de enero de 2017

Grabo y estampo (1ª parte: el grabado en relieve)

¡Hola de nuevo!

Vamos a iniciarnos en el mundo de la estampación. A grandes rasgos, hay dos tipos de grabado: en hueco y en relieve. En clase profundizaremos más en el grabado en relieve, sobre todo, en los linóleos que hacía Picasso. Pero aquí, os voy a poner el paso a paso de nuestro ejercicio.


En esta ocasión, utilizaremos materiales reciclados. Concretamente, bandejas de poliespán, de las que usan algunos comercios parar vender carne o pescado. Nos da igual el tamaño, la forma o el color. Lo primero que haremos, será recortar el fondo, para poder tener una superficie plana con la que trabajar. A esta superficie la llamaremos plancha.


Después haremos un dibujo sencillo, muy sencillo con un bolígrafo, y apretaremos el bolígrafo lo suficiente como para que deje  un surco en nuestra bandeja. Con cuidado, que no la rompamos, pero con la suficiente insistencia como para que quede un surco más bien ancho. De este modo el dibujo quedará grabado, más hundido en el material. Podremos utilizar, y utilizaremos, nuestra plancha tanto para grabar en hueco, como para grabar en relieve. Primero vamos ha realizar un grabado en relieve, lo que significa que nuestras líneas quedarán blancas y se estampará todo lo demás.




Lo primero que haremos, será colocar nuestra plancha centrada y boca abajo sobre 4 folios y marcaremos con un lápiz sus esquinas con un lápiz. Después, con témperas, pintaremos nuestra plancha cuidando de no dejar pegotes. No os preocupéis por pasaros de las líneas, de hecho, quedará mejor si os pasáis. 

Acto seguido antes de que la témpera se seque tenéis que colocar la plancha boca abajo sobre los papeles cuidando que quede centrada, para lo que os podéis ayudar con las marcas de lápiz que habéis hecho antes. Ahora, presionad un poquito sin que la plancha se mueva. Si queda mucha témpera en la plancha, podéis estampar de nuevo. También podéis repintar la plancha y estampar. Al final, os tienen que quedar cuatro estampas que dejaréis secar.



Lavad muy muy bien la plancha. Y guardadla con cuidado, que la vais a necesitar para la siguiente parte. Por cierto, éste es un buen momento para poner vuestro nombre, apellidos curso y grupo en todos los folios que estáis usando.